Skip to main content
Renault Captur

Renault Captur: un nuevo SUV made in Mercosur

Es una opción muy competitiva para el cada vez más poblado segmento de los SUV compactos. Llega en dos versiones, con el conocido motor 2.0 de 143 CV y caja manual de seis marchas. Precios desde $415.000.

Entre las marcas generalistas, Renault integra el lote de las que siempre avanzan varios casilleros sustentadas en el diseño futurista de alguno de sus modelos. Entre los diez modelos nuevos anunciados por el CEO de la marca en 2016, la multinacional de origen francés participa activamente de la evolución de la industria automovilística del Mercosur con su modelo Captur. Derivado de un fantasioso ejercicio de diseño de 2011 eventualmente “bajado a tierra” y fabricado en Valladolid (España) desde 2013, el Captur es un crossover de diseño desenfadado, original y juvenil que no intenta disimular su origen como concept car. El modelo del Viejo Continente utiliza la plataforma del Clio IV, un vehículo que estrena plataforma y que fuera varias veces anunciado para Argentina, pero cuya comercialización local está en veremos. El Captur para el Mercosur es fabricado en Brasil, es más grande que el modelo europeo –que a su vez es apenas 6 cms. más largo que el Clio IV- y utiliza la plataforma del Renault Duster, el SUV de Dacia. Por este motivo, es más económico de producir que su par español, y ofrece mayor espacio interior. Con la aparición del Captur para nuestro mercado, la Duster se mantendrá en la gama de Renault posicionada con un precio más accesible, para seguir enfrentando a la líder del segmento: la Ford EcoSport. En precio, el Captur se posiciona algo por arriba de la Duster 2.0L 4x4, y es posible que ambos convivan en un nicho de mercado similar aunque sean opciones muy distintas basadas en la misma plataforma. La idea de Renault es competir -por diseño y equipamiento- con los SUV chicos más modernos del mercado: Honda HR-V, Hyundai Creta, Peugeot 2008 y Jeep Renegade, entre otros; aunque a favor de éstos debe señalarse que sus plataformas son globales, es decir, las mismas en todo el mundo, lo que no sucede así en el caso del Captur. Traer una nueva plataforma siempre implica una mejora para los nuevos modelos, amplía la gama, genera más trabajo y desarrollo de autopartistas, y convierte al fabricante en auténticamente “global”.

Indudablemente, el nombre puede confundir. Captur es el SUV de Renault para el Segmento B (chico) que se vende en Europa desde 2013, con la plataforma del Clio IV y la Nissan Juke. El Captur para el Mercosur nació en Rusia, donde se vende con el nombre Kaptur, para no confundirla con el Captur europeo. En nuestra región, Renault decidió usar el nombre europeo, aunque los modelos son distintos (con la excepción de Uruguay, donde se comercializa la versión original española). Si bien el Captur Mercosur tiene plataforma del Segmento B, Renault Argentina lo posiciona en el  Segmento C (compacto). En realidad, los SUV de Renault para ese segmento son el Kadjar (cinco asientos) y la nueva Koleos (siete asientos), confirmada para Argentina para este año. “Es un crossover genuino, con un diseño robusto y expresivo”, dice sobre el Captur Laurens van den Acker, Vicepresidente del Grupo Renault. Efectivamente, su diseño está basado en la estrategia “flor de seis pétalos” de Renault, que simboliza el ciclo de la vida humana, y marca un nuevo hito de diseño creado por la marca francesa. Espacioso, versátil y de diseño modular, su diseño ultramoderno se impone al conjunto y a simple vista parece cobrar más relevancia que sus características mecánicas y de equipamiento de seguridad y confort. En este sentido, es una excelente opción para quienes estén dispuestos a subir un escalón por encima de la Duster, ya que el posicionamiento del Captur se ubica entre la Duster y la nueva Koleos (o Maxthon), presentada para el Mercosur en el Salón de San Pablo en noviembre de 2016 junto al Kwid Concept. El Captur es un crossover de tracción simple, buena habitabilidad y uso netamente urbano, aunque con cierto potencial para eventuales excursiones off road “light”, gracias a su despeje elevado. A diferencia del Kaptur ruso, con opción a tracción integral y motores diesel, la tracción del Captur regional es únicamente delantera y equipa un único motor naftero: se trata de la quinta generación del ya conocido y algo desactualizado F4R 2.0L 16v de 143 CV con el sistema ECO (que permite reducir hasta un 10% el consumo de combustible), asociado a una caja de cambios manual de seis velocidades. En virtud del evidente esfuerzo de Renault por aggiornarse en su oferta de equipamiento de seguridad, el Captur se comercializa con dos interesantes niveles de equipamiento, superadores de la media en nuestro país. Así, la versión 2.0 Zen viene de serie con cuatro airbags (frontales y laterales), frenos ABS con EBD y asistente al frenado de emergencia (EFU), control de estabilidad (ESP), control de tracción (ASR), asistencia al arranque en pendiente (HSA), control de velocidad crucero con limitador, indicador de cambio de marcha (GSI), anclajes Isofix, llantas de aleación de 17”, luces diurnas LED, tarjeta de acceso, cierre y encendido de motor, aire acondicionado, faros antiniebla  delanteros con luces de esquina automáticas, volante multifunción, retrovisores plegables eléctricamente con luz de giro, levantavidrios eléctricos one touch, asiento trasero rebatible 60/40, butaca de conductor y columna de dirección regulable en altura, sistema multimedia con pantalla táctil de siete pulgadas y GPS. La versión 2.0 Intense agrega una exclusiva carrocería bicolor (6 combinaciones), llantas diamantadas de 17”, cámara de retroceso, sensores de estacionamiento traseros, sensor crepuscular, sensor de lluvia, climatizador automático y tapizados de cuero. En el debe queda para ambas versiones la ausencia de suspensión multilink, lo que redundaría en un mejor confort de marcha y comportamiento dinámico.

Consolidando el creciente auge de los SUV en nuestro país, el lanzamiento del Captur versión Mercosur es un claro intento de Renault por repoblar este concurrido y popular segmento, de alguna manera desatendido por la marca desde la discontinuación de la Koleos, la que no parece haber satisfecho las expectativas comerciales de Renault, ni aquí ni en Europa. Resta esperar para este año la ampliación de esta misma gama con la nueva Koleos coreana (7 asientos), más eventualmente el crossover compacto Kadjar (5 asientos) y el pequeño compacto Kwid, sucesor del discontinuado y exitosísimo Clio Mío. El Captur es un valioso aporte de Renault Argentina a la modernización en diseño, equipamiento y versatilidad del parque automotriz vernáculo. Efectivamente, uno de los principales puntos a favor del Captur es su fabricación intrazona (Mercosur), lo cual obviamente beneficia la economía regional y crea mano de obra. Sin embargo, está claro que al ser el argentino un mercado “emergente” asfixiado por impuestos distorsivos y con trabas a la importación que no se muestran funcionales a lo que se supone es su objetivo -desarrollar la industria nacional mediante la sustitución de importaciones-, se dificulta y mucho la producción y/o comercialización de vehículos con estándares de calidad europeos, y su venta a precios en sintonía con los del Primer Mundo.

                                                                           

DIMENSIONES:

  • Largo: 4.333 mm
  • Ancho: 1.813 mm
  • Alto: 1.613 mm
  • Distancia entre ejes: 2.673 mm
  • Despeje (chasis): 212 mm
  • Altura de la posición de manejo: 708 mm
  • Baúl: 387 / 1.200 litros

 

PRECIOS: 

  • Captur Zen 2.0: $ 415.000
  • Captur Intense 2.0: $ 450.000  

Garantía de tres años o 100 mil kilómetros.